Entradas ticket
Idiomasarrow_drop_down
search
  • murillo

    Temporada de La Europa de Murillo
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Tiento Nuovo. La conjuración de Venecia. Un retrato de Quevedo
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Sinkovsky & Pianca. Songs from the Golden Age
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla. ¡Al arma, sentidos!
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Ensemble Phoenix Munich. Cynthia’s Shining Sphere.
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Armoniosi Concerti. Dicen que hay amor.
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Capella Cracoviensis. Seven Deadly Sins
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Alternative History. Secret History
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Marco Beasley. Odi et Amo
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: L’Arpeggiata. L’Amore innamorato
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Vocalconsort Berlin. Bach to Buxtehude. A Nordic Pilgrimage
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    La Europa de Murillo: Vandalia & Ars Atlántica. Hirviendo el mar.
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo murillo murillo

    Descubre Murillo

    Artes Escénicas, literarias y musicales

    La Europa de Murillo: Trondheim Barokk. The Travel to the North (El viaje al Norte)

    itinerarios

    DeSCARGAR fotos

    Acceder a toda la información del concierto

    Venta de entradas

    Temporada de la Europa de Murillo

    Trondheim Barokk. The Travel to the North (El viaje al Norte)

     

    The Travel to the North (El viaje al Norte)

     

    Anónimo [Tradicional noruega]

    Du hågeheia

    Francesco Rognoni (?-d.1626)

    Vestiva I colli

    Anónimo [Tradicional noruega]

    Jesus gjør meg stille

    Cesare Negri (c.1536-c.16046)

    Sonata

    Giovanni Girolamo Kapsberger (c.1580-1651)

    Toccata

    Joan Ambrosio Dalza (?-1508)

    Calata ala Spagnola

    Anónimo [Tradicional noruega]

    Hei så danser jenta mi

    Pols fra Innherred

    Anónimo [Düben Collection]

    Ach Swea Thron

    Johann Vierdanck (1605-1646)

    Pavan

    Anónimo (siglo XVII)

    Ciaconna del paradiso e dell’inferno

    Antonio Bertali (1605-1669)

    Ciaccona

    Melchior Borchgrevink (1565-1632)

    Amate mi ben mio

    Hans Nielsen (c.1580-c.1626)

    Fuggi, fuggi, o mio core

    Giovanni Girolamo Kapsberger

    Ite sospiri miei

    Anónimo [Tradicional noruega]

    Med Jesus vil eg fara

    Anónimo [Tradicional noruega]

    I Rosenlund under Sagas hal

    Girolamo Frescobaldi (1583-1643)

    Non mi negate

    Girolamo Frescobaldi

    Così mi disprezzate

    Tarquinio Merula (1595-1665)

    Folle è ben che si crede

    Anónimo [Tradicional noruega]

    Se Solens skjønne

     

     

     

    Trondheim Barokk

    Ingeborg Dalheim, soprano

    Jesenka Balic Zunic, violín

    Jørgen Skogmo, guitarra y tiorba

    Martin Wåhlberg, violonchelo y dirección artística

    Erik Skanke Høsøien, archilaúd y dirección musical

     

     

    NOTAS

    En el último medio siglo, la música anterior al período clásico ha conocido una revaloración sin precedentes. Intérpretes y musicólogos han ido profundizando no sólo en los nombres y los repertorios que eran ya conocidos desde tradiciones interpretativas que empezaron a revisarse, sino que se introdujeron por caminos novedosos. El resultado más visible ha sido el redescubrimiento de músicas y de músicos mucho tiempo olvidados, cuyas referencias dormían en las baldas de las bibliotecas y los archivos, cuando no en arcones perdidos de castillos y palacios de toda Europa. Como el movimiento historicista tuvo su primera floración en Inglaterra, Austria, Bélgica, Holanda y Francia, fueron los repertorios asociados a las tradiciones de estos países los primeros en ser revisados y recuperados, por supuesto junto a los de los nombres que eran ya célebres, entre los que se contaban muchos músicos italianos y alemanes. La periferia europea fue incorporándose poco a poco al movimiento, lo que permitió que tanto la música española como la del este de Europa o la de Escandinavia hayan ido ganando espacio en el acervo común.

    Este programa ofrece una muestra de ello, presentando música nórdica enmarcada en un doble contexto: tradición popular y relaciones con el resto de Europa, sobre todo Italia, cuya influencia resulta muy evidente en la música que se oirá hoy. Mucha de ella es casi absolutamente desconocida en nuestro ámbito, sobre todo, la de carácter folclórico, que en cualquier caso alimentó a lo largo del siglo XIX y parte del XX obras de compositores de concierto como Edvard Grieg, Johann Svendesen, Johann Halvorsen o Geirr Tveitt. Las danzas y canciones populares noruegas, de carácter sacro o profano, se vinculan a distintas tradiciones, desde las baladas y sagas medievales a los cantos de trabajo o las piezas de inspiración religiosa. Música obviamente de tradición oral, que, como en tantos otros países, empezó a recopilarse en el siglo XIX, y por tanto contaminada por el paso de los siglos, un instrumento ha quedado asociado a su actual visualización el llamado violín de Hardanger (por el fiordo de igual nombre) o hardingfele (en el original noruego). Se trata de un instrumento que añade a las cuatro cuerdas del violín común otras cuatro o cinco que suenan por simpatía en torno al cual se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XX importantes proyectos etnomusicológicos de rescate, que esencialmente aportaron danzas campesinas y piezas epitalámicas.

    La música nórdica desde el medievo está en cualquier caso muy marcada por la evolución política de los tres reinos históricos formados tras la cristianización de los siglos X al XIII: Suecia, Noruega y Dinamarca, que se federaron por la Unión de Kalmar en 1397, aunque Suecia entró y salió de esta Unión varias veces hasta su abandono definitivo en 1521. La reforma protestante afectó de forma muy notable a Escandinavia. En 1536 Noruega y Dinamarca estabilizaron su relación en un reino común que duraría hasta 1814. La unión era desigual, y las cortes noruegas fueron perdiendo progresivamente influencia cultural. Por otro lado, la liturgia reformada acabó con el repertorio sacro del primer Renacimiento, adoptando salterios como el Psalmebog de Thomissøn (1569), cuyas 269 melodías serían adoptadas por el Graduale de Jesperssøn (1573). Se trataba en cualquier caso de himnarios de notable simplicidad y austeridad.

    No obstante, en la música profana las tradiciones del sur de Europa siguieron llegando hasta la corte dano-noruega de Copenhague, en la que floreció la música sobre todo con el largo reinado de Cristián IV entre 1588 y 1648. En ese período está documentada la presencia en la corte del holandés Melchior Borchgrevinck, primero como cantante, pero luego también como instrumentista y organista de la capilla real. Fue enviado en embajadas a Danzig y Londres para la compra de instrumentos y en 1599 junto a un grupo de músicos de la corte para estudiar con Giovanni Gabrieli a Venecia, en donde también se documenta su presencia un par de años después. En 1618 accedió a la maestría de capilla danesa, aunque las dificultades ocasionadas por la Guerra de los Treinta Años (que incluso provocó la disolución de la capilla), afectaron a su desempeño artístico. Poca música de Borchgrevinck se ha conservado, entre ellas algunas obras propias publicadas en una colección de madrigales de corte claramente italiano en 1605.

    Entre los músicos que marcharon en 1599 a estudiar con Gabrieli a Venecia se encontraba también el laudista Hans Nielsen, quien volvió a residir la ciudad de los canales entre 1602 y 1604. Dejó rápida constancia de su formación italiana con la edición en 1606 en la propia Venecia de Il primo libro de madrigali a 5 voci, que publicó bajo el seudónimo de Giovanni Fonteio. Los madrigales de Nielsen reflejan la tradición del madrigal clásico (Fuggi, fuggi, o mio core está escrito sobre un famoso poema de Guarini), aunque con algunas técnicas que estaban empezando a desarrollarse en la Italia de la época.

    La Universidad de Uppsala atesora una serie de manuscritos musicales bajo el nombre del coleccionista original, Gustaf Düben, un músico sueco que vivió entre 1628 y 1690. En esos manuscritos se han preservado piezas alemanas que no se han conservado en otras fuentes, entre ellas obras de Buxtehude o una sonata anónima a 5 con el título de Ach Swea Thron. Gustaf era hijo de Andreas Düben, organista y compositor, de quien han sobrevivido algunas piezas corales y una veintena de danzas escritas para la corte de Estocolmo.

    A principios del siglo XVII, la música italiana estaba sufriendo transformaciones decisivas. En el terreno instrumental, estos cambios eran aún lentos. Los instrumentistas-compositores se apoyaban en los géneros vocales del siglo anterior, de forma que tocatas, ricercares y canzonas eran una manera de hacer, respectivamente, madrigales, motetes y canciones parisinas con instrumentos. Se seguían tocando por supuesto danzas e improvisando a partir de patrones rítmicos (Ciaccona de Bertali) y de obras famosas (el Vestiva i colli de Palestrina sometido por Rognoni a un trabajo básico de ornamentación). Con el tiempo, la música instrumental iría abriendo sus propios caminos y creando sus propios géneros.

    En ese proceso sería fundamental un compositor como Frescobaldi. Sus ediciones de música instrumental son trascendentes para el futuro de la música, pero Frescobaldi dejó también un temprano libro de madrigales a 5 y dos libros de Arie musicali, ambos publicados en 1630, mientras servía en la corte de los Médici en Florencia, aunque seguramente fueron escritos antes, en Roma. En ellos Frescobaldi asume el protagonismo de las composiciones a voz sola con el acompañamiento del bajo continuo, como las dos que se escucharán esta noche, aunque las hay también para dos y tres voces (siempre con el continuo, ya prescriptivo para cualquier pieza musical). Non mi negate es clasificada por el compositor entre las arias a voce sola, mientras que Così mi disprezzate es un aria di passacaglia, ya que se apoya en un basso ostinato de passacaglia, uno de los más usados en la época. Otro compositor conocido básicamente por su música instrumental, el laudista veneciano de origen alemán Kapsberger, dejó también algunas composiciones de este mismo estilo. Ite sospiri miei es una villanella a voce sola e basso continuo publicada en el segundo libro de villanelle del compositor, editado en 1619. La villanella era una composición por norma estrófica (misma música para cada nueva estrofa) de temática algo más ligera que la de los madrigales. Tarquinio Merula publicó en Venecia en 1638 una colección de música vocal profana con el curioso título de Curtio precipitato et altri capricii, donde se incluye Folle è ben che si crede, una canzonetta estrófica de sugerente poder expresivo.

    Pablo J. Vayón

     

     

     

    TEXTOS

     

    Anónimo: Ciaconna del paradiso e dell’inferno

    O che bel stare è stare in Paradiso

    Dove si vive sempre in fest’e riso

    Vedendosi di Dio svelato il viso

    O che bel stare è star in Paradiso.

     

    Ohimè che orribil star qui nell’inferno

    Ove si vive in pianto e foco eterno

    Senza veder mai Dio in sempiterno

    Ahi, ahi, che orribil star giù nell’inferno.

     

    Là non vi regna giel, vento, calore,

    Che il tempo è temperato a tutte l’hore

    Pioggia non v’è, tempesta, nè baleno,

    Che il Ciel là sempre si vede sereno.

     

    Il fuoco e ’l ghiaccio là, o che stupore

    Le brine, le tempeste, e il sommo ardore

    Stanno in un loco tutte l’intemperie

    Si radunan laggiù, o che miserie.

     

    Havrai insomma là quanto vorrai

    E quanto non vorrai non haverai

    E questo è quanto, o Musa, posso dire

    Però fa pausa il canto e fin l’ardire.

     

    Quel ch’aborrisce qua, là tutto havrai

    Quel te diletta e piace mai havrai

    E pieno d’ogni male tu sarai

    Disperato d’uscirne mai, mai, mai!

     

    O che bel stare è star in Paradiso

    Dove si vive sempr’in fest’e riso

    Vedendosi di Dio svelato il viso

    O che bel stare è star in Paradiso.

    [Anónimo]

    Oh, qué agradable estar en el Paraíso,

    donde siempre se vive entre fiestas y risas,

    viéndose revelado el rostro de Dios.

    Oh, qué agradable estar en el Paraíso.

     

    Ay de mí, qué horrible estar en el infierno,

    donde se vive el llanto y el fuego eterno

    sin ver nunca más al Dios eterno.

    Ay, qué horrible estar abajo en el infierno.

     

    Allí no reina hielo, viento ni calor.

    El clima siempre es templado.

    No hay lluvias, tormentas, ni rayos.

    El cielo siempre está tranquilo.

     

    El fuego y el hielo allí, oh, qué asombro.

    Las heladas, las tormentas y el calor

    se concentran allí, oh, miseria.

    Siempre hace mal tiempo.

     

    Allí tendrás cuanto quieras.

    Lo que no desees no lo verás.

    Esto, oh Musa, es todo lo que puedo decir.

    El canto se detiene y acaba así la audacia.

     

    Aquel que aborrezca aquello, todo lo tendrá.

    Aquel que lo disfrute nunca tendrá nada

    y estará aquejado por todos los males.

    ¡Desesperado por no escapar jamás!

     

    Oh, qué agradable estar en el Paraíso,

    donde siempre se vive entre fiestas y risas,

    viéndose revelado el rostro de Dios.

    Oh, qué agradable estar en el Paraíso.

     

     

    Melchior Borchgrevink: Amate mi ben mio

    Amate mi ben mio,

    Perche sdegn’il mio core,

    Ogn’altro cibo e vive sol d’amore.

    V’amero se m’amate

    Ne men de la mia vita

    L’amor fia lungo e fia con lui finita.

    Ma s’amarmi negate

    Morirò disperato

    Per non amarvi non essendo amato.

    [Torquato Tasso (1544-1595)]

    Ámame, mi bien,

    porque mi corazón desdeña

    cualquier otro alimento y sólo vive por amor.

    Te amaré si me amas

    no menos que a mi vida;

    que el amor sea largo y muera con ella.

    Pero si a amarme te niegas,

    moriré desesperado

    por no amarte al no ser amado.

     

    Hans Nielsen: Fuggi, fuggi, o mio core

    Fuggi, fuggi, o mio core

    non vedi la man bella

    che congiurata coi begl’occhi anch’ella

    per farti prigionier vien ti a ferire,

    ma lasso ecco un sospir nunzio infelice,

    ch’esce del petto e dice

    che più giova il fuggire,

    egli è già preso, egli convien morire.

    [Giovanni Battista Guarini (1538-1612)]

    Huye, huye, oh, mi corazón,

    no mires la hermosa mano,

    que, conjurada con unos bellos ojos,

    para hacerte prisionero viene a herirte.

    Pero, ay, aquí un suspiro, un anuncio infeliz

    que brota de mi pecho, me dice

    que es mejor huir,

    mas al que ya está preso le conviene morir.

     

    Giovanni Girolamo Kapsberger: Ite sospiri miei

    Ite, sospiri miei

    à ritrovar colei

    che nel suo petto accoglie

    adamantino giel,

    onde mi dà crudel

    cagion di doglie.

    Destate in lei pietà,

    in lei che sorda stà

    al suon de’miei lamenti

    come aspe al canto suol’,

    e giammai non le duol’

    de’ miei tormenti.

    Da se dal capo al piè

    sì bella Amor ti fè.

    Se’l ciel di doni sui

    a te sì largo fù,

    perchè di lor’ sei tu

    sì scarsa altrui?

    Non ben insieme và

    bellezza e crudeltà,

    però che di natura

    mille vaghezza al fin’

    oscura un cor ferin’

    di Donna dura…

    [Anónimo]

    Id, suspiros míos,

    a buscar a aquella

    que guarda en su corazón

    un diamante de hielo,

    que me da cruel

    razón para mi sufrimiento.

    Despierta su piedad,

    en ella que es sorda

    a mis lamentos,

    como una serpiente lo es al canto,

    y jamás sufre

    por mi infelicidad.

    Si tan bella te hizo Amor

    de la cabeza a los pies;

    si tan largos fueron

    los dones que el Cielo te concedió,

    ¿por qué tan avara eres

    con los otros?

    Belleza y crueldad

    no van bien juntos,

    pero al fin y al cabo es la naturaleza

    la que con mil vaguedades

    oculta el corazón salvaje

    de una mujer despiadada…

     

    Girolamo Frescobaldi: Non mi negate

    Non mi negate, ohimè,

    Lumi sereni, ch’io

    vi mostri la mia fè,

    Vi narri il mio desio;

    Mi struggo ardendo,

    Vivo piangendo,

    E chieggio al mio servir qualche mercè.

    Penso, ch’ogn’hor soffrì

    Foco immortal il seno,

    Penso, ch’in vano un dì

    Bramai lieto, e sereno;

    Né volli mai,

    Lucidi rai,

    Scovrir la fiamma, ch’il mio cor nutrì.

    Ma, poi ch’io sento già

    Ch’à morte il duol m’invita,

    Chieggio, chieggio pietà,

    Chieggio, ò begli occhi, aita;

    Un guardo solo

    Temprerà il duolo,

    Un guardo solo in vita mi terrà.

    [Anónimo]

    No me niegues, ay,

    ojos serenos, que yo

    os muestre mi fidelidad,

    os hable de mis deseos;

    la pasión me consume,

    vivo llorando

    y ruego misericordia por mi devoción.

    Creo que mi pecho sufrió

    siempre este ardor interminable;

    creo que por un solo día

    anhelé en vano la felicidad y la serenidad;

    sin embargo, nunca busqué,

    brillantes ojos,

    descubrir la llama que nutre mi corazón.

    Pero ahora, que siento que el dolor

    me está dirigiendo hacia la muerte,

    abogo por la compasión,

    yo, oh, bellos ojos, imploro vuestra ayuda;

    una sola mirada

    disminuiría mi dolor,

    una sola mirada me dejaría vivir.

     

    Girolamo Frescobaldi: Così mi disprezzate

    Così mi disprezzate?

    Così voi mi burlate?

    Tempo verrà, ch’amore

    farà di vostro core

    quel che fate del mio;

    non più parole, addio.

    Datemi pur martiri,

    burlate i miei sospiri,

    negatemi mercede,

    oltraggiate mia fede,

    ch’in voi vedrete poi

    quel che mi fate voi.

    Beltà sempre non regna,

    e s’ella pur v’insegna

    a dispregiar mia fé,

    credete pur a me,

    che s’oggi m’ancidete,

    doman vi pentirete.

    Non nego già, ch’in voi

    Amor ha i pregi suoi,

    ma so, ch’il tempo cassa

    beltà, che fugge e passa.

    Se non volete amare,

    io non voglio penare.

    Il vostro biondo crine,

    le guance purpurine

    veloci più che Maggio

    tosto saran passaggio.

    Prezzategli pur voi,

    ch’io riderò ben poi.

    [Anónimo]

    ¿Así me despreciáis?

    ¿Así de mí os burláis?

    Llegará un tiempo en que el amor

    hará con vuestro corazón

    aquello que vos hacéis con el mío.

    No más palabras, adiós.

    Bien podréis ocasionarme tormentos,

    burlaros de mis suspiros,

    negarme piedad,

    ultrajar mi fe,

    que en vos veréis después

    aquello que vos me hacéis.

    La belleza no reina para siempre,

    y aunque ella os enseñe

    a despreciar mi fe,

    podéis creerme,

    si hoy me matáis

    mañana os arrepentiréis.

    No niego que en vos

    el amor haya depositado su mérito,

    pero sé que el tiempo borra

    la belleza, que huye y se marcha:

    si vos no queréis amar,

    yo no quiero sufrir.

    Vuestra melena rubia,

    vuestras mejillas rosadas,

    más veloces que Mayo

    pronto habrán desaparecido.

    Apreciadlas ahora,

    que yo bien me reiré después.

     

    Tarquinio Merula: Folle è ben che si crede

    Folle è ben che si crede

    che per dolce lusinghe amorose

    o per fiere minaccie sdegnose

    dal bel idolo mio rittraga il piede.

    Cangi pur suo pensiero

    ch’il mio cor prigioniero

    spera che goda la libertà.

    Dica chi vuole, dica chi sà.

     

    Altri per gelosia

    spiri pur empia fiamme dal cielo

    versi pure Megera il veleno

    perchè rompi al mio ben la fede mia.

    Morte il viver mi toglia

    mai sia ver che si scioglia

    quel caro lacio che presso m’ha.

    Dica chi vuole, dica chi sa.

     

    Ben havrò tempo, e loco

    da sfogar l’amorose mie pene

    da temprar del’amato mio bene

    e del arso mio cor, l’occulto foco,

    e trà l’ombre e gli orrori

    de notturni splendori

    il mio ben furto s’asconderà.

    Dica chi vuole, dica chi sa.

     

    [Pio di Savoia (?-1649)]

    Loco aquel que crea

    que con dulces promesas de amor

    o feroces y terribles amenazas

    consiga alejarme de mi bello ídolo.

    Que cambie de opinión

    quien espere que mi corazón prisionero

    goce de libertad.

    Que hable quien quiera, que hable quien sepa.

    Que otros por celos

    lancen impías llamas de su pecho

    y la furia Megera vierta su veneno

    para que quiebre la fe en mi amada.

    Aunque la muerte me arrebate la vida

    nunca será verdad que se disuelva

    ese preciado lazo que me ha hecho preso.

    Que hable quien quiera, que hable quien sepa.

    Ya tendré momento y lugar

    para desahogar mis penas de amor

    y clamar de mi amado bien

    y de mi ardiente corazón, el fuego oculto.

    Y entre las sombras y el misterio

    de los esplendores nocturnos

    mi preciado secreto se esconderá.

    Que hable quien quiera, que hable quien sepa.

     

     

     

    BIOGRAFÍAS

     

    Trondheim Barokk

    Ensemble vocal e instrumental noruego fundado en 2009. Está especializado y ha llevado a cabo una serie de proyectos destinados a descubrir tesoros musicales ocultos del repertorio europeo de los siglos XVII y XVIII, que interpreta con instrumentos históricos. El grupo tiene una intensa agenda de conciertos, participación en festivales y giras, que le llevan a actuar en diferentes lugares de Europa, Latinoamérica y Escandinavia. Además de las actuaciones en vivo, Trondheim Barokk ha editado el CD Le Roman des Lumières, para el sello francés K617, junto con otros para Harmonia Mundi y para el noruego Simax.

    Por medio de una colaboración con el festival Nordland Musikkfestuke en el norte de Noruega, el ensemble ha evolucionado desde una formación de escala reducida hasta una plataforma capaz de realizar producciones orquestales con un repertorio que abarca desde el último Renacimiento hasta el final del siglo XVIII.

    Durante las últimas temporadas, Trondheim Barokk ha estado particularmente ocupado con conciertos en las programaciones de los más prestigiosos festivales escandinavos, como por ejemplo el Oslo Chamber Music Festival, Vinterferstpillene i Bergstaden (Røros), Nordland Musikkfestuke, etc. Al mismo tiempo, desarrolla una intensa agenda de actuaciones en la impresionante catedral de Nidaros en Trondheim, la catedral más al norte del mundo.

    En agosto de 2016 intervino en el Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola (Castellón). En septiembre de 2017 participó en el Festival de Música Sacra de Bogotá, con dos conciertos.

    Como orquesta barroca, los Trondheim Barokk han colaborado estrechamente con importantes directores y solistas, como los británicos Andrew Parrott y Paul Agnew, y los franceses Hervé Niquet y Cristophe Rousset.

    La formación ha mantenido una relación especialmente cercana con Sigiswald Kuijken, quien la ha dirigido en varias producciones. Desde el año 2016, ha extendido su actividad al mundo de la ópera, con varias producciones planificadas para los próximos años.

    www.trondheimbarokk.no

     

    Martin Wåhlberg, violonchelo y dirección artística

    Violonchelista y director, es el responsable de muchos de los programas innovadores y sugerentes aproximaciones interpretativas de los Trondheim Barokk. Su especial combinación de imaginación histórica y curiosidad musical ha liderado una serie de proyectos pioneros. Wåhlberg estudió violonchelo moderno y violonchelo barroco en los conservatorios de Rouen y Trondheim, así como en el Conservatoire Supérieure de Paris-CNR.

    Como intérprete, ha aparecido en los escenarios de Noruega y el extranjero con diversos grupos de cámara y ensembles. Recientemente ha dirigido a los Trondheim Barokk varios programas en Noruega y alrededor de Europa. Su interés combinado por la literatura y la música del siglo XVIII aparece reflejado en varios proyectos de la orquesta. Esto se muestra especialmente en el caso de su descubrimiento de la música de las novelas francesas del siglo XVIII, lo que se tradujo en el CD Le Roman des Lumières, editado por el sello francés K617, con la participación de los Trondheim Barokk dirigidos por Wåhlberg.

     

    Trondheim-Barokk

    Buscador de Actividades