Entradas ticket
Idiomasarrow_drop_down
search
  • murillo

    La Europa de Murillo: Vandalia & Ars Atlántica. Hirviendo el mar.
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    Aplicación Murillo. Materialismo, Charitas, Populismo
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo murillo murillo

    Descubre Murillo

    Itinerarios

    La Casa Lonja

    itinerarios
    • query_builderHorarios

      La visita turística al Archivo General de Indias es libre y gratuita, facilitándose el acceso a la zona monumental todos los días del año, salvo los días 1 y 6 de enero, Jueves y Viernes Santo, 3, 4, 26 y 27 de abril, y 24, 25 y 31 de diciembre. 

      Visitas de martes a sábado, de 9 h. a 17 h.; domingos de 9 h. a 14 h.

      Más información: 954.500.528 / agi1@mecd.es

    • placeLugar

    La Casa Lonja de Sevilla –actual sede del Archivo General de Indias- era, en tiempos de Murillo un espacio dedicado a las actividades mercantiles del Consulado de Cargadores a Indias. El edificio fue proyectado por el arquitecto real, Juan de Herrera, y comenzó a edificarse en 1583, siendo diferentes arquitectos los que intervinieron en su construcción.

    La relación de Murillo con este edificio de la Lonja fue muy estrecha, ya que en él se instaló la sede de la pionera Academia de Pintura, fundada por el artista y por Francisco Herrera el Joven en el año 1660. La fundación de dicha Academia de Pintura, la primera en España, fue un logro fundamental en la trayectoria de Murillo, quien ejerció como presidente de la misma desde 1660 hasta 1663.

    Para la escena artística hispalense del último tercio del siglo XVII, la creación de la Academia de Pintura fue un acontecimiento de notable importancia y durante los 14 años que duró, sus enseñanzas contribuyeron a que los artistas solventaran las carencias técnicas habituales en los obradores sevillanos, aprendiendo la práctica del dibujo, el estudio de la anatomía con modelo vivo o el ejercicio de la perspectiva.

    El actual Archivo General de Indias, como sede originaria de la Academia de Pintura, recupera 356 años después de su fundación, el espíritu artístico y formativo que le otorgaron Murillo y Herrera el Joven. Para ello, durante el Año Murillo se expondrán en su interior reproducciones de dibujos de Murillo y de los artistas que frecuentaron esta emblemática institución, como Herrera El Joven, Valdés Leal, Schut, Arteaga o Iriarte.

    El Archivo General de Indias, antigua Lonja, es el quinto de los veinte espacios que configuran el Itinerario Tras los pasos de Murillo, a través del cual, es posible realizar un recorrido por la Sevilla del siglo XVII siguiendo los pasos del artista hacia los lugares más emblemáticos de su trayectoria. En ellos, podrán contemplarse sus obras y comprender la personalidad creativa de un artista excepcional.

     

    Obras

    Fray Junípero y el mendigo. (reproducción del original).
    Hacia 1645.
    213 x 228 mm.
    París, Escuela Nacional Superior de Bellas Artes.

    En fechas tempranas, hacia 1645, Murillo realizó la serie pictórica que adornaba el Claustro Chico del Convento de San Francisco de Sevilla. La demostración de la caridad que practicaba esta orden se plasma en este dibujo, incisivo y espontáneo, que muestra cómo Fray Junípero permite que un pobre semidesnudo le quite su hábito para cubrir su desnudez.

    San Francisco Solano y el toro. (reproducción del original).
    Hacia 1645.
    222 x 334 mm.
    Boston, Museum of Fine Arts.

    El lienzo original que reproduce este dibujo se encuentra actualmente en el Alcázar de Sevilla, procedente del Convento de San Francisco de la ciudad, y es una de las primeras obras de Murillo, fechable hacia 1645. El dibujo muestra a este santo franciscano que amainó la fiereza de un toro que se había escapado de los corrales, ante el susto de los campesinos.

    San Isidoro. (reproducción del original).
    Hacia 1655.
    238 x 167 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Este boceto es, sin duda, un estudio preparatorio del lienzo de San Isidoro que actualmente figura en la Sacristía Mayor de la Catedral de Sevilla y que fue realizado hacia 1655. Murillo repitió puntualmente este boceto, captando en el que fuera gran Arzobispo de Sevilla una potente energía moral.

    El Buen Pastor. (reproducción del original).
    Hacia 1658.
    150 x 118 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Es ésta una primera idea, realizada con trazo rápido y enérgico, para concebir lo que luego serían las excepcionales figuras del Buen Pastor con su oveja, realizadas sobre lienzo, que se conserva en el Museo del Prado. Es obra de hacia 1658 y es también uno de los dibujos más abocetados y sucintos que realizó el artista.

    Adoración de los Reyes. (reproducción del original).
    Hacia 1655-1660.
    280 x 231 mm.
    Washington, National Gallery.

    En los inicios de su plenitud, en torno a 1655-1660, Murillo realizó una espléndida pintura de La Adoración de los Reyes que se encuentra en el Museo de Toledo (Ohio). Este dibujo, realizado fundamentalmente en aguada, fue el punto de partida para dicha composición, que el artista resolvió con perfección en su aspecto dibujístico.

    Inmaculada Concepción Niña. (reproducción del original).
    Hacia 1660.
    233 x 149 mm.
    Londres, British Museum.

    Este dibujo es el estudio preparatorio para la pequeña Inmaculada Niña que se conserva en el Museo del Louvre y que está realizada hacia 1660. Llama la atención los trazos, prácticamente abstractos, con los cuales Murillo intenta plasmar la peana de cabezas de querubines que empujan a la niña hacia lo alto.

    Niño Jesús dormido sobre la cruz. (reproducción del original).
    182 x 235 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Este dibujo reproduce un tema que Murillo repitió con frecuencia en la década de 1660-1670 para realizar originales sobre lienzo destinados a la devoción particular. El Niño Jesús, que duerme sobre la cruz, tiene una clara alusión a su Pasión y Muerte, pero también a su Resurrección.

    Asunción de la Virgen. (reproducción del original).
    Hacia 1665-1670.
    215 x 197 mm.
    Hamburgo, Kunsthalle.

    La pintura original de espléndido dibujo se encuentra en el Museo del Hermitage de San Petersburgo. El trazo nervioso y enérgico, realizado con ondulante vibración, reproduce exactamente el sentido del potente impulso con que los ángeles elevan a la Virgen hacia los cielos. Es obra que puede fecharse en torno a 1665-1670.

    San Félix Cantalicio. (reproducción del original).
    Hacia 1665-1670.
    330 x 232 mm.
    Nueva York, The Pierpont Morgan Library.

    Las figuras de San Félix de Cantalicio con el Niño en sus brazos que plasma este dibujo se corresponden exactamente con la pintura de este tema que se conserva actualmente en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y que procede del Convento de los Capuchinos. Aquí, el trazo claro y seguro del dibujo presenta, quizás, la posibilidad de que se haya ejecutado después de la plasmación pictórica.

    Ángel con la cruz. (reproducción del original).
    Hacia 1670.
    217 x 144 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Pertenece este boceto a una serie de diez dibujos que realizó Murillo y que, por fortuna, se han conservado. Dichos dibujos muestran, cada uno de ellos, un ángel con un atributo de la Pasión de Cristo que, en este caso, es la Cruz. Su trazo suelto y ligero permite intuir que se trata de una obra de la madurez del artista, fechable hacia 1670.

    Ángel con el martillo y los clavos. (reproducción del original).
    205 x 139 mm.
    Hacia 1670.
    París, Musée du Louvre.

    Perteneciente a la serie de diez dibujos con atributos de la Pasión que se conserva en el Museo del Louvre, este boceto muestra a un ángel provisto del martillo y los clavos que se emplearon para clavar las manos y los pies de Cristo sobre la cruz. Seguramente, y con los demás dibujos que integran la serie, es un boceto para un conjunto de lienzos que no se ha conservado.

    El sueño de San José. (reproducción del original).
    Hacia 1670.
    166 x 172 mm.
    Madrid, Museo del Prado.

    Obra también perteneciente a la madurez del artista, este dibujo, fechable hacia 1670, debió de ser preparatorio para una pintura sobre lienzo de Murillo que, desgraciadamente, no se ha conservado. La interrelación entre las figuras de San José y del ángel, que le anuncia que María ha concebido a Jesús a través del Espíritu Santo y, por lo tanto, no le ha sido infiel, es absolutamente perfecta.

    San Francisco de Paula. (reproducción del original).
    Hacia 1670.
    210 x 155 mm.
    Madrid, Biblioteca Nacional.

    En sus años tardíos, en torno a 1670, Murillo realizó un San Francisco de Paula que se conserva en el Museo Paul Getty de Los Ángeles. Este dibujo parece estar realizado después de la ejecución de dicha pintura y, por ello, se ha dudado que sea del propio artista, aunque su calidad es muy alta.

     

    San José con el Niño. (reproducción del original)
    Hacia 1675.
    249 x 171 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Obra de madurez del artista, realizada con ágil y seguro trazo, muestra a San José llevando de la mano al Niño Jesús. Esta escena transmite la idea eclesiástica de mostrar a un San José joven que, con seguridad y firmeza, conduce a su hijo por el camino de la vida. Es obra tardía, fechable hacia 1675.

     

    FRANCISCO DE HERRERA EL JOVEN (1627-1685).
    Rendición de Sevilla. (reproducción del original).
    Hacia 1672.
    178 x 286 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Herrera el Mozo fue fundador, con Murillo, en 1660 de la Academia de Pintura que se instaló en la Lonja y donde se practicó intensamente el dibujo. Este magistral dibujo de Herrera el Mozo muestra, quizás, una idea para alguna pintura ejecutada poco después de 1672, fecha de la canonización de San Fernando. Realizado fundamentalmente con tinta sepia y lápiz negro, presenta a San Fernando recibiendo del rey Asafat las llaves de la ciudad.

     

    FRANCISCO DE HERRERA EL JOVEN (1627-1685).
    Apoteosis de la ciudad de Sevilla. (reproducción del original).
    Hacia 1675.
    271 x 173 mm.
    Madrid, Biblioteca Nacional.

    El que fuera gran amigo de Murillo, Francisco de Herrera, realizó esta Apoteosis de la ciudad de Sevilla hacia 1675, quizás para que figurase en el libro de Torres Farfán Fiestas de la S. Iglesia Metropolitana y Patriarcal de Sevilla al nuevo culto del Señor Rey S. Fernando…, editado con motivo de la canonización de San Fernando. En este dibujo de trazo enrevesado, se glorifica a la ciudad de Sevilla, que aparece acompañada de tres virtudes cardinales como son la Fortaleza, la Justicia y la Prudencia.

     

    JUAN DE VALDÉS LEAL (1622-1690).
    Cristo flagelado. (reproducción del original)
    350 x 253 mm.
    Madrid, Museo del Prado.

    Este espléndido boceto de Valdés Leal es testimonio de la apasionada práctica del dibujo que se desarrolló en Sevilla a raíz de la fundación de la Academia de Pintura en 1660. Lamentablemente, no se ha conservado la pintura que podría haber derivado de este dibujo, en el que Valdés Leal refleja su temperamento vigoroso y enérgico.

     

    JUAN DE VALDÉS LEAL (1622-1690).
    Piedad. (reproducción del original)
    176 x 245 mm.
    Madrid, Museo del Prado.

    No conocemos en nuestros días ninguna pintura de Valdés Leal que reproduzca este dibujo, que muestra con claridad la fuerza con que este artista trataba siempre los temas dramáticos, en este caso, vinculados con la Pasión de Cristo. El patetismo reflejado en los rostros de los personajes que participan en esta escena es propio y característico del espíritu creativo de este artista.

     

    JUAN DE VALDÉS LEAL (1622-1690).
    San Francisco de Asís en la Porciúncula. (reproducción del original)
    265 x 185 mm.
    París, Escuela Nacional Superior de Bellas Artes.

    Este dibujo es una obra maestra dentro de la producción artística de Valdés Leal, quien lo firmó en su parte inferior. Se trata del boceto que ejecutó para el enorme lienzo que presidía la iglesia de los frailes capuchinos de Cabra que, firmado en 1672, es hoy una de las obras más importantes de la pintura barroca sevillana.

     

    CORNELIO SCHUT (1629-1685).
    San Sebastián atendido por Santa Irene. (reproducción del original).
    164 x 225 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Cornelio Schut fue otro de los artistas habituales de la Academia que fundaron Murillo y Herrera el joven, siendo uno de los más destacados de la misma. Esta escena nos muestra el trazo seguro y certero que poseía este artista y también la movilidad barroca con la que se expresaba.

     

    CORNELIO SCHUT (1629-1685).
    Santa Rosa de Lima. (reproducción del original)
    279 x 220 mm.
    Madrid, Museo Casa de la Moneda.

    Cornelio Schut, que era de origen flamenco, manejó con frecuencia grabados procedentes de dicha nacionalidad. Este dibujo fue realizado a raíz de la canonización de Santa Rosa de Lima en 1673, lo que produjo una enorme demanda a los pintores sevillanos para realizar temas vinculados a la vida de esta santa.

     

    CORNELIO SCHUT (1629-1685).
    Imposición de la casulla a San Ildefonso. (reproducción del original)
    222 x 186 mm.
    Madrid, Museo del Prado.

    La devoción a San Ildefonso en Sevilla estuvo muy desarrollada en la época barroca porque este santo pasó su juventud en esta ciudad, como alumno de San Isidoro. El milagro de la aparición de la Virgen a San Ildefonso para recompensarle con una casulla que representa la escena, está resuelto de una forma nerviosa y vibrante, pero sin perder la precisión.

     

    MATÍAS DE ARTEAGA (1633-1703).
    Presentación de la Virgen en el templo. (reproducción del original).
    238 x 361 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Las dotes de Matías de Arteaga como escenógrafo, quedan atestiguadas en este magnífico dibujo, en el que la escena de la Presentación está respaldada por espléndidas arquitecturas captadas en una profunda perspectiva. Lamentable no se conoce la pintura que pudo resultar de la ejecución de este boceto.

     

    IGNACIO DE IRIARTE (1621-1670).
    Paisaje con ciudad. (reproducción del original).
    1669.
    104 x 139 mm.
    París, Musée du Louvre.

    Iriarte fue un vasco que se instaló en su juventud en Sevilla, dedicándose fundamentalmente a la pintura de paisajes, en los que a veces incluía pequeñas figuras que representaban escenas religiosas. Este paisaje con una ciudad es uno de los escasos dibujos que conocemos de este artista y está firmado y fechado en Sevilla en 1669.

     

    IGNACIO DE IRIARTE (1621-1670).
    Paisaje campesino. (reproducción del original).
    1669.
    104 x 139 mm.
    París, Musée du Louvre.

    También firmado por Iriarte en Sevilla, en 1669, se encuentra este paisaje, en el que el artista recrea los elementos fundamentales que luego desarrolla en sus pinturas. Estos recursos son la disposición de espesos arbolados en un lateral de las escenas, que dan paso a profundos y dilatados escenarios naturales en los que es frecuente la aparición de un río, un puente y, al fondo, lejanas montañas.

    • query_builderHorarios

      La visita turística al Archivo General de Indias es libre y gratuita, facilitándose el acceso a la zona monumental todos los días del año, salvo los días 1 y 6 de enero, Jueves y Viernes Santo, 3, 4, 26 y 27 de abril, y 24, 25 y 31 de diciembre. 

      Visitas de martes a sábado, de 9 h. a 17 h.; domingos de 9 h. a 14 h.

      Más información: 954.500.528 / agi1@mecd.es

    • placeLugar
    Archivo de Indias Itinerarios
    Archivo de Indias Itenerarios

    Buscador de Actividades