Entradas ticket
Idiomasarrow_drop_down
search
  • murillo

    La Europa de Murillo: Vandalia & Ars Atlántica. Hirviendo el mar.
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo

    Aplicación Murillo. Materialismo, Charitas, Populismo
    comprar entrada+ información

    ticket
  • murillo murillo murillo

    Descubre Murillo

    Actualidad

    Murillo, las últimas antológicas

    itinerarios

    03/12/2018

    Murillo hasta decir basta. Los actos conmemorativos del cuarto centenario del pintor sevillano, una de las cumbres de la pintura barroca española, entran en su recta final con dos grandes exposiciones: una antológica en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y otra, en clave contemporánea, que se celebrará en distintos espacios de la capital hispalense, siguiendo el formato de lo que podríamos considerar como una muestra difusa.

    La primera exposición, que se inaugura este jueves en la histórica pinacoteca sevillana, reunirá 55 lienzos traídos desde distintos museos y centros de arte europeos y norteamericanos, colecciones particulares e instituciones internacionales como la Tate Gallery (Londres), el Museo del Prado, el Louvre(París) o el Metropolitan (Nueva York). Parte de esta antológica está compuesta por obras pertenecientes a la colección propia del Bellas Artes -tres lienzos del medio centenar- y otras -en concreto unas diecisiete- formaron parte de la muestra dedicada a las pinturas de la antigua parroquia de los Capuchinos, celebrada hace unos meses.

    La Junta, responsable de la exposición, la presenta como «un gran hito artístico», aunque su alcance real es sobre todo histórico: permitirá visualizar cuántas obras del maestro sevillano han sido a lo largo del tiempo objeto de expolio, venta o transmisión crematística. Murillo fue, en su tiempo, uno de los artistas más cotizados, básicamente por sus famosos cuadros religiosos.

    Comisariada por María del Valme Muñoz Rubio e Ignacio Cano Rivero, la antológica del Bellas Artes tiene algo de punto final, después de un sinfín de eventos -unos más sólidos que otros-, pensados para conmemorar los cuatro siglos del nacimiento del artista, célebre por sus cuadros espirituales -sobre todo sus inmaculadas- pero también excepcional autor secreto de otras obras laicas, como los retratos.

    Hasta ahora, la pintura de Murillo había sido objeto de dos muestras antológicas previas, celebradas en los años ochenta en el Prado y en la Royal Academy de Londres. Sevilla será la tercera, organizada casi 35 años después. Su objetivo no es tanto reunir obras singulares, que muchas indudablemente lo son, como mostrar una panorámica de conjunto de la producción del pintor, incluyendo temáticas menos conocidas, como escenas populares y variaciones sobre motivos tradicionales.

    Pintura religiosa, sí. Pero también cuadros de encargo de distintos géneros concebidos para los coleccionistas e instituciones de Francia e Inglaterra, sumados a la veintena que custodia el Bellas Artes, que son propiedad del Estado español. De colecciones extranjeras vienen cuadros de MúnichDresdeViena, París, Londres, LiverpoolBirminghamDublínRomaParmaLisboa, Nueva York, TexasHoustonDallasMéxico y Budapest.

    Escenas bíblicas –El Buen PastorLa Sagrada FamiliaLa huida a EgiptoLas bodas de Caná-, anunciaciones, inmaculadas, un sinfín de vírgenes en todas sus múltiples advocaciones, escenas y momentos, personajes de la historia sagrada –San Juan Bautista niñoSanta CatalinaSan Agustín-, ecce homos, dolorosas y mártires de toda condición. Lienzos místicos y, al mismo tiempo, populares. También podrá verse uno de sus famosos autorretratos, las escenas que inmortalizan a personajes nobiliarios de la época –Íñigo de MelchorAndrés AndradeAntonio Hurtado-, y criaturas de las calles, como niños piojosos, riendo o jugando. La Sevilla de los palacios, la ciudad de las cien mil iglesias, conventos y parroquias. La sede prosaica de la humanidad desatada en un tiempo histórico en el que toda la riqueza, y también toda la pobreza, cohabitaban en los mismos dominios del Guadalquivir.

    La segunda exposición –Aplicación Murillo, Materialismo, Charitas, Populismo– es un proyecto de investigación que profundiza, a través de muestras en cinco espacios de Sevilla –Santa Clara, la Sala Atín Aya, el Cicus y los hospitales de la Caridad y los Venerables-, en la influencia que el pintor sevillano ha tenido en artistas contemporáneos. Una galería de los mitos, tópicos y peripecias de su obra, vistos con los ojos de nuestros días.

    Un experimento, comisariado por Luis Martínez MontielPedro G. Romero y Joaquín Vázquez, sobre el concepto de lo murillesco, expuesto desde un enfoque biográfico, a través de la memorabilia popular e incidiendo en una serie de valores culturales -caridad, comunidad, afectos- conflictivos con respecto a la tradición de la modernidad.

    Estampas, pinturas, grabados, anuncios y piezas de creación sustentadas en ideas presentes en la obra del pintor sevillano, al que una parte de la crítica retrató como un artista religioso, obviando otras facetas de su personalidad. La muestra, en sus cinco sedes, expondrá seiscientas obras de artistas como PicassoHelios GómezMarcel DuchampWalker EvansJulio Romero de TorresSolanaDavid HockneyJoseph BeuysRamón GayaVal del OmarPedro CostaJean Luc GodardVíctor EricePatti SmithEquipo CrónicaManolo QuejidoAgustín IbarrolaRamón MassatOcañaLuis Gordillo o Santiago del Campo, entre otros.

     

    El Mundo

    murillo

    Buscador de Actividades